Este es el equipo que a todos nos gustaría tener en la oficina para disfrutar de un agua limpia, pasar de las botellas y el plástico, tener infusiones al instante con agua purificada y con un diseño innovador y tecnológico.

Smardy Blue R100

Los equipos de ósmosis tienen todos la ventaja de un agua de excelente sabor a buen precio, pero en su mayoría están pensados para ponerse bajo el fregadero con un grifo adicional. Esto es suficiente para un domicilio o un negocio de hostelería, pero si se trata de una empresa, oficina o sala de reuniones y el diseño transmite tu imagen de marca ante tus clientes, aquí el Smardy Blue gana por goleada.

Ventajas del Smardy Blue R100

Diseño

Tiene el aspecto de una cafetera o de un dispensador de refrescos, pero en su display electrónico su sensor de dureza del agua nos da en tiempo real la dureza del agua de entrada y de salida, y podemos estar viendo un agua del grifo (o depósito) entrando entorno a 1000 ppm si estamos en Barcelona o Valencia y saliendo con menos de 50 mmp (como si fuera Bezoya) y con un sabor parecido.

Sin instalación

Y todo colocado en el sitio que nos interese, independiente de si tienes disponible toma de agua. Sólo hay que rellenar el depósito de 4 litros que tiene en la parte trasera y sin ninguna instalación estará dispensando agua osmotizada a todos. Eso sí son 4 litros de agua pero el agua de rechazo de la membrana osmótica vuelve al depósito, por lo que a medida que se vaya consumiendo agua, la concentración de sólidos en el agua restante disminuye, por lo que no es conveniente consumir el último cuarto del depósito. También hay que tener en cuenta que hay que enchufar el equipo.

El mantenimiento más simple

El cambio de filtros es el más rápido del mercado y se puede realizar en sólo unos minutos todo ello sin los engorros de tocar los filtros, cortar el agua comprobar presión, etc de los equipos tradicionales

Compacto y portable

Su pequeño tamaño 39.5 x 37.5 x 24.5 centímetros y 14 kilogramos lo hacen una buena opción para llevar a eventos, destinos de vacaciones o segundas residencias.

Diferentes temperaturas en la salida del agua osmotizada

Incluye diferentes temperaturas del agua, ambiente, caliente, muy caliente e hirviendo. Ideal para preparar infusiones. Esta es una de las características que más valoran las reseñas de los usuarios, pero ojo, este equipo no enfría el agua: la temperatura menor es la temperatura ambiente.

Membrana osmótica de gran capacidad

La membrana osmótica de este equipo filtra las partículas mayores a 1 micra, lo que la hace de las más potentes del mercado.

Inconvenientes frente a equipos de la competencia

Sin instalación tienes que estar rellenando el depósito de 4 litros La característica de no necesitar instalación hace de este equipo algo único en los equipos de ósmosis internas, nos da mucha flexibilidad para poder instalarlo a donde queramos e incluso poderlo transportar, pero el depósito se suele terminar rápido si hay mucha gente y llenarlo es una operación manual si no se realiza instalación. También se puede usar este mismo equipo haciendo una instalación, pero en este caso se necesita ya la intervención de un profesional para pasar los conductos por el mueble hasta la entrada de agua y el desagüe, es algo más complicada que con los equipos convencionales, aunque también te puedes lanzar si eres un manitas.

El flujo de agua osmotizada es más lento que los equipos de ósmosis tradicionales. Si vienes de un equipo de ósmosis tradicional notarás esto.

Smardy Blue R100

El precio de los filtros y el del propio equipo son más elevados que los de la competencia, aunque es verdad que sus características de compacto y portable son únicas. Cuando se usa con el depósito de agua, el agua de rechazo de la membrana osmótica vuelve al depósito y a medida que va quedando menos agua ahí, tiene mayor concentración de los sólidos disueltos que no se eliminan por el desagüe y esto, a la larga acaba acortando la vida de la membrana osmótica

Conclusiones

Si no tienes opción a hacer instalación esta opción el Smardy Blue te da al menos la posibilidad de disfrutar de la ósmosis sin este requerimiento, pero yo soy un fanático del agua osmotizada y nunca la usaría sin instalación si puedo evitarlo, para una segunda residencia pondría también un equipo fijo. Eso sí, para una oficina, sala de juntas o unas largas vacaciones en una casa de alquiler llevaría el Smardy Blue sin dudarlo.

Puedes consultar precio en Amazon en el siguiente enlace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.